Los hombres pasaron la noche en el calabozo por este hecho.

Desesperados, familiares que llevaban de urgencia a un enfermo al hospital en una camioneta pidieron socorro anoche a unos linces para que les ayuden a abrir paso en medio del caótico tránsito de esa hora en Limpio. Para su desgracia, el conductor de un auto se los impidió.

Según el informe policial, el hecho ocurrió a eso de las 19:30 sobre las calles San José y Pedro Melo de Portugal de la mencionada ciudad. Los uniformados, a bordo de sus motocicletas, iban abriendo el paso con sus sirenas hasta que se toparon con el vehículo donde iban Alcides Gutiérrez Rojas (34), Benigno Mora (45), Nolberto Sanguina (18) y Enrique Aveiro (22). Los conductores se negaron por varios minutos a cederle el paso al enfermo.

Momento de la detención.

La comisario María Insfrán contó a EXTRA que los hombres pasaron la noche en el calabozo por orden de la Fiscalía. «Ellos manifestaron que estaban muy cansados y que solo querían descansar y que por eso no dieron el paso», señaló la poli.

Mencionó que ella ordenó a los linces a abrirle el paso al enfermo. «Los hombres me trataron muy mal, me dijeron de todo, que soy una ridícula, pero esta familia nos pidió auxilio justo cuando estábamos en la zona interviniendo un accidente«, alegó Insfrán.

Los hombres estuvieron 6 horas presos en la comisaría de Limpio.

Una vez que lograron apartar a los hombres del camino, los polis guiaron directo a los familiares del enfermo hasta el Hospital de Limpio. Fuente: EXTRA

Compartir en: