Leila Franco (26) pasó minutos de terror cuando asaltantes la sorprendieron mientras iba a la despensa, en el barrio Las Mercedes de Capiatá, en la tarde del martes.

La mujer iba con su pequeña hija de dos años, cuando la sorprendieron dos hombres que rondaban por la zona en motocicleta.

La joven madre, primeramente corrió y entró a la casa de un vecino, con su hija en brazos, hasta ver que se retiraban los desconocidos.

Pero estos no se retiraron del todo y esperaron en algún lugar que Leila vuelva a caminar por la calle para volver a interceptarla.

Uno de los asaltantes habría actuado con extrema violencia, sacando un arma de su mochila y apuntando a la cabeza de la pequeña; sin emitir palabra, habría hecho una seña a la madre para que entregue sus pertenencias. Esta, del susto, le pasó el teléfono celular.

“Directamente saqué el celular y le di. No pude decirles nada”, dijo la mujer en conversación con NPy.

Una parte de este cruel hecho fue captada por imágenes de circuito cerrado, en el que se puede ver cuando la mujer trata de huir y refugiarse en casa de uno de los lugareños.

LOS SOSPECHOSOS. La parte en la que el asaltante amenaza a la pequeña no fue registrada por las cámaras.

Los investigadores, sin embargo, están trabajando en la zona para recabar datos acerca de los sospechosos, que una vez cometido el hecho huyeron del lugar.

Los asaltantes, tenían puesto el tapabocas y quepis, según el relato de la mujer.

La joven madre quedó con mucho temor después de lo sucedido, al igual que los vecinos, ya que en el barrio no es costumbre que pasen estos hechos de inseguridad.

El caso saltó a la luz recién ayer, cuando la mujer fue a realizar la denuncia en la comisaría y allí se iniciaron las pesquisas.

Hasta el momento no se tienen novedades de los sospechosos, que siguen siendo buscados por los uniformados que trabajan en las inmediaciones de donde ocurrió el caso, que causó indignación en gran parte de la ciudadanía. Fuente: Ultima Hora

Compartir en: