Aldo Vazquez 🇵🇾

Hombre víctima de violencia: "Ella siempre me pegó, es muy celosa"

Pelea de pareja: la joven aseguró que su concubino tiene una amante. Él le denunció por violencia doméstica, la chica dijo que es mentira.

Actualidad 28/05/2022 extra
09f01280522_001_34545305jpg

Un guardia de seguridad reveló que se cansó de ligar garroteadas en manos de su concubina, por eso la denunció ante la Policía y ella fue apresada.

La mujer en cambio asegura que ella es la que por años fue golpeada por su pareja y por amor a él, no denunciaba las agresiones.
El lío pasó en la tarde del jueves en una casa en el asentamiento San Rafael de la ciudad de Pedro Juan Caballero, en el departamento del Amambay.
Allí fue apresada Liz Mariela Irala Toledo (27), quien fue denunciada por su concubino, Ever Fernández Pavón (26), quien es un guardia de seguridad. La pareja tiene un hijo de 4 años, que habría sido maltratado también por la mujer.
Celosa
Ever Pavón dijo a Diario EXTRA que convivió con Liz durante 5 años y que tuvieron un hijo que ahora tiene 4 años.
“Ella por cualquier abuela de 70 años cela”, aseguró. Dijo que además a Liz le gusta tomar y allí se vuelve argelada.
Aseguró que el sábado incluso dio parte en la comisaría de su barrio porque Liz se fue a tomar en la casa de su amiga y le dejó a la criatura.

La pelea
Comentó que llegó a la casa el jueves a la medianoche de su trabajo y se puso a arreglar su ropa.
“Me comenzó a putear. Me derramó agua fría, me tiró con el balde. Y ahí llamé a la comisaría y se retiró de la casa. Mi hijo vio y se asustó. Por eso la denuncié”, aseguró.
Agregó: “Ella siempre me pegó, yo siempre le reclamé que no le cuida a su hijo y ella es muy celosa”.
El denunciante pidió exclusión del hogar para su concubina, pero solicitará que su hijo esté con él y la abuela. “Yo fui maltratado por ella y mi hijo también”, afirmó.
Agregó que habló con los padres de Liz y ellos le pidieron que retire la denuncia. Comentó que con esfuerzo construyó la casa, le costó25 millones y lo hizo pensando en su hijo.
Mentira
Liz aseguró que ella no le tocó. Afirmó que Ever tiene otra mujer y le quiere traer en la casa y que hace 2 meses el muchacho abandonó el hogar.
“Yo era la víctima, siempre me pegó y ahora solo me defendí”, afirmó. Pidió su libertad porque quiere cuidar de su hijo y trabajar por ella misma.

Ya fue imputada
El fiscal de turno, Pablo Zorrilla, imputó por violencia familiar a Liz Mariela Irala Toledo y pidió su prisión preventiva.
La mujer por el momento está presa en la Comisaría 12 de mujer es de la capital departamental.
La abogada de la acusada solicitó medidas alternativas a la prisión para su clienta, teniendo en cuenta que ella tiene un hijo de 4 años.
Si el juez de turno toma en cuenta el pedido de la abogada, la acusada de garrotera podría tener prisión domiciliaria.

Ever no la quiere tener en su casa, sugirió que Liz debe irse a vivir con sus padres ya que el hogar que construyó es para su pequeño hijo.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email