Precandidata a intendenta fue atacada en Nueva Alborada, Itapúa.

Desorientada, dormida y atada de pies y manos. Así fue encontrada Mónica Lizandra Schied Arce por agentes de la Comisaría 28 de Nueva Alborada, a unos diez kilómetros de su domicilio.

Eran cerca de las 11:00 de la mañana de ayer, cuando una llamada al subcomisario Enrique Ramírez alertó sobre un supuesto robo. La víctima era Mónica Lizandra, quien empezaba a hacer su propaganda para la precandidatura a intendenta de la ciudad itapuense.

El policía y con dos subordinados emprendieron dos kilómetros de viaje hasta un mandiocal situado en la calle 14 de la zona conocida como Calle D, donde empezaron a buscarla, pero no la hallaron.

Recorriendo la zona en busca de la mujer de 44 años, se cruzaron con Leandro Galeano, quien les indicó dónde se cruzó con una Nissan Navara de Mónica. Al sitio llegaron también su exmarido Mario González y su hijo, quien trasladó a la mujer hasta el sanatorio El Crisol, de Capitán Miranda.

Falsa abuelita

Ramírez relató a EXTRA que según González una ancianita se cruzó en el camino de Mónica para pedirle ayuda cuando le faltaban solo cinco cuadras para llegar a la casa del intendente actual, Jorge Johansson (PLRA).

González dijo a la policía que supuestamente el jefe comunal había convocado a su ex a la reunión. Al ver a la viejecita, Schied Arce detuvo la marcha. Pero la viejecita resultó ser un hombre, que después le apuntó con una pistola.

“Le obligó a ir al asiento del acompañante y a dos kilómetros aproximadamente le despojó de G. 4.700.000 que tenía y le obligó a tomar una pastilla para dormir”, refirió el uniformado.

Antes de huir el delincuente le lanzó una amenaza. “Le dijo para que se aleje de la política o sino ella y su familia iban a sufrir”, detalló Ramírez.

“Teníamos que hablar pero no teníamos horario fijado. Muy raro es todo, después de mucho tiempo me escribió anoche (por el lunes) y justo que iba a venir a casa pasó esto. Acá todos nos conocemos”, dijo Johansson a EXTRA, negando haber convocado a Mónica.

“Es muy raro”, dice el intendente

El jefe comunal aseguró que las circunstancias son poco claras. “Es muy raro lo que ocurrió desde mi punto de vista. Acá a cada rato pasan autos por la calle, alguien tuvo que verle a la persona disfrazada”, cuestionó.

Dijo que le llamó mucho la atención que el ladrón no se llevara el celular de la víctima y que ella se haya ido a su casa sin avisarle que ya estaba en camino. “Yo le avisé que ya estaba en casa pero no respondió. Al rato me enteré lo que pasó, me fui al lugar”, mencionó Johansson. Fuente: EXTRA

Compartir en: