El doctor Luis Carlos Báez, director médico del INERAM, expresó su preocupación con respecto a la gran cantidad de familiares de pacientes con Covid que se encuentran apostados en dicho nosocomio. Señaló que ya se formó una especie de «terminal o mercadito» frente al hospital, ya que se instalaron pequeñas carpas y por el gran número de autos estacionados.

Por otro lado señaló que esta semana no están teniendo pacientes aguardando en un sillón por un lugar en terapia intensiva ya que están pudiendo trasladarlos a una cama de UTI del Ineram.

Agregó que una médica del hospital fue internada por un cuadro grave de Covid y actualmente está saliendo del mismo. Agregó que la personal de blanco fue contagiada pese a haber sido vacunada contra la enfermedad. Fuente: ÑANDUTÍ

Compartir en: