Dijo que se iba a ir a Sanber, la Fiscalía investiga su última conexión.

Era algo casi normal ver en las redes sociales las fotos y publicaciones de Analía Rodas (34). Pero, un poco antes de desaparecer llamó la atención de que haya dejado de hacerlo.

La joven salió de su casa del barrio Achucarro de San Antonio, el 27 de noviembre del año pasado; sin embargo, hasta el momento nadie sabe nada de ella, tampoco hay pistas de dónde podría estar

Esa tarde, Analía le dijo a su hermano, Fernando (27) que iría por unos días a San Bernardino o Paraguarí, pero no le dio explicaciones de con quién estaría. Aparentemente llevó algunas pertenencias y se fue. Lo más extraño fue que ya no se la veía conectada al WhatsApp y un poco después borró su foto de perfil.

Eso le pareció más raro aún a Fernando, quien le contó de la situación a su hermana mayor, Liliana Rodas (37). La mujer comenzó a llamarla, pero su celular ya estaba apagado.

Las nuevas pistas indican que Analía subió a un auto de la marca Mercedes Benz de color oscuro que estaba estacionado frente a su casa, pero hasta el momento no se pudo precisar de quién sería ya que los vidrios eran polarizados. Tampoco se pudieron rescatar los videos de circuito cerrado de la zona por la falta de memoria de las cámaras.

Liliana Rodas pide que la ayuden a encontrar a Analía y que por favor le den alguna pista sobre su paradero. Llamar al (0994) 347 095 al 911 o a cualquier comisaría.

Dejó a sus mascotas

“Todo es muy extraño, ya se cumplirán dos meses desde que desapareció, ella tiene dos perras: Laila y Kayler, nunca las dejó solas por tanto tiempo”, señaló Liliana.

Así también mencionó que dos semanas antes de desaparecer se hizo novia de un joven quien supuestamente no estaba al tanto del viaje que realizaría Analía, pero según Liliana, él también se encuentra buscándola. A Analía, por el momento, le “tragó la tierra”.

Sin pistas de Luis Alberto

Hoy se cumplen 14 días desde que Luis Alberto González Riveros, de 35 años, no regresa a su casa de la Paloma, departamento de Canindeyú.

El joven había mantenido una discusión con su suegra e incluso fue denunciado por su cuñada por violencia familiar. Hace unos días atrás se realizó una búsqueda con acompañamiento del Ministerio Público, ya que se cree que su cuñado lo pudo haber matado, pero aún no hay rastros del muchacho. Fuente: Diario EXTRA

Compartir en: