El abogado Rodrigo Yódice se refirió al audio de la empresaria brasileña que prohibió hablar en guaraní a los trabajadores de su estancia y explicó que podría existir una coacción por parte de la sindicada ya que amenazó con despedir a sus funcionarios si hablaban uno de los idiomas oficiales del país.

“El hecho punible de la coacción puede ser física o psicológica porque se constriña a otro hacer, no hacer o tolerar algo que no quiera y ahí es donde ingresaría el comportamiento de esta persona porque le amenaza al trabajador, que esta vinculado legalmente a ella, a tener que aceptar una circunstancia la cual no esta obligado a tolerar, es más, es absolutamente inconstitucional, discriminatorio y no se sustenta con una medida legal por parte de la patronal, es todo lo contrario”, sostuvo.

Mencionó que en este caso se debe aplicar el artículo 120 del código penal que tipifica el delito de coacción. “Es un hecho punible contra la libertad toda vez que con amenazas creíbles, convincentes y probablemente ejecutadas se constriñe a las personas a tener que tolerar circunstancias que legalmente no están obligadas a aceptar”, dijo. Via: ÑANDUTÍ

Compartir en: