Llevando al ámbito futbolístico, Mario Abdo Benítez cambia a sus jugadores de puestos, pero dentro de su equipo, tiene al inamovible. Ese es el ministro de Educación, Eduardo Petta, quien a pesar de las constantes críticas hacia su gestión, sigue de manera fija en su cargo.

Este viernes se dieron intensas movidas dentro del Gabinete de Mario Abdo Benítez, tras la renuncia de Ernst Bergen como director de la Itaipú Binacional. Rápidamente, el presidente de la República confirmó a Federico González en su reemplazo, quien venía desempeñándose como canciller nacional.

En reemplazo de González, asumirá como canciller nacional Euclides Acevedo, quien dejará el Ministerio del Interior para dejar lugar a Arnaldo Giuzzio, cuyo último cargo fue el de titular de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad).

“Estoy seguro de que desempeñarán sus nuevas funciones con lealtad y patriotismo!”, escribió en su cuenta de Twitter, el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, al confirmar las movidas.

Similares cambios ya se habían dado tiempo atrás, como el caso de Denis Lichi que del Ministerio de Agricultura y Ganadería asumió tiempo después como titular de Petropar. Así como también lo hizo Juan Ernesto Villamayor que dejó el cargo de ministro del Interior para asumir como jefe de Gabinete de la Presidencia.

Sin embargo, el que sigue firme en el puesto es el cuestionado ministro de Educación, Eduardo Petta, cuya gestión al frente de la Secretaría de Estado viene siendo criticada desde el inicio y acentuada con las acciones en el marco de la pandemia del COVID-19.

Petta incluso fue interpelado por el Congreso, recibiendo en todo momento el apoyo de Mario Abdo Benítez. Desde el Senado emitieron un voto de censura en contra del ministra, pero fue rechazado posteriormente por la Cámara de Diputados.

Todo hace parecer que el único ministro que el presidente no va a cambiar por nada es Eduardo Petta, quien pese a los cuestionamientos, tiene su bendición. Vía HOY

Compartir en: