El empresario Mario Peña, de la constructora argentina Vial Agro, que tuvo varias licitaciones en el país, dejó entrever que el ministro de Obras, Arnoldo Wiens, tendría el “síndrome de la Presidencia” y que supuestamente ya estaría en plena tarea de recaudación para la futura campaña electoral.

Mario Peña, con más de 30 años en el sector de la construcción, se ratificó este domingo en las denuncias por los direccionamientos que se realizan en el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) a favor de las “empresas amigas”.

“Acá yo creo que ocurre un problema que ha ocurrido con los ministros durante décadas: el síndrome de la presidencia”, lanzó e indicó que espera que al ministro Arnoldo Wiens no le haya dado ese síndrome, y citó los casos de Facetti (época de Wasmosy), Alegre (Lugo) y Alderete (Nicanor), quienes fueron ministros y quisieron llegar al Poder Ejecutivo. “Ojalá que a este señor (por Wiens) no le entre el síndrome de la presidencia”, dijo.

“Si al animal le gusta el agua, tiene dos patas y dice cuac, cuac, entonces es un pato”, sostuvo al preguntársele qué pasa cuando un político tiene dicho síndrome y si debe comenzar a recaudar.

De vuelta al ser consultado si Wiens es el actual candidato presidencial de Mario Abdo y si hoy ya está recaudando para ello, el empresario respondió: “yo no digo eso, pero hoy queda a la vista la administración del señor Wiens con la famosa pasarela que fue un fiasco, la obra que adjudicaron a Engineering que tiene más de 60 adjudicaciones en este Gobierno y las otras protestas que hay en la Dirección de Contrataciones Públicas, además de la negligencia que está a la vista”.

Peña se ratificó que en una importante licitación para obras en San Pedro su empresa presentó la mejor oferta y como desde el MOPC no pudieron darle a la “empresa amiga”, la licitación estuvo parada durante un año en la Comisión Evaluadora y finalmente se declaró desierta la convocatoria. Ahora la institución volverá a convocar pero con un pliego más flexible, aparentemente direccionado.

“Tardaron un año para dejarnos afuera y no tuvieron mejor idea que declarar desierta. Más de una decena de empresas se presentaron y tres éramos las de mejor oferta, pero le querían adjudicar a una empresa amiga, siendo que esta presentó una oferta 6% mayor que la nuestra”, dijo.

El empresario además remarcó que recibió amenazas provenientes del MOPC por haber recurrido a la DNCP para protestar por las irregularidades en las convocatorias, sin embargo, precisó que no tiene pruebas, sino más bien es su palabra contra la de ellos.

Por último, con relación a la postura de la Cámara Vial Paraguaya (Cavialpa) y la Cámara Paraguaya de la Construcción (Capaco) a favor del MOPC por las fuertes inversiones que realiza en el sector, el entrevistado pidió ver cuántas obras fueron adjudicadas entre el 2019 y 2020 a favor de los presidentes de dichos gremios y además cuántos de sus socios también se vieron beneficiados con las licitaciones del MOPC. Fuente: HOY

Compartir en: