Doctor de USF dijo que es la octava vez que arreglan.

Pacientes de la Unidad de Salud de la familia del barrio Fátima de Ciudad del Este, inaugurado en diciembre, denunciaron que los baños estaban fuera de servicio.

El doctor Darío Romero, jefe de la USF, explicó a EXTRA que el diseño es inclusivo, pero como no había un baño para el personal, se decidió destinar uno para funcionarios y uno mixto para pacientes.

“Nosotros necesitamos un baño. Estamos expuestos. Se supone que somos los sanos que van a curar a los que consultan”, dijo.

El médico indicó que el cartel de clausurado fue porque la otra vez se averió la cisterna.

“Consideramos que descomponen el baño porque no saben usar uno que es inclusivo. La arquitecta me dijo que iba a ser la última vez que se encargaba de la reparación”, mencionó.

Detalló que desde diciembre hasta ahora van de ocho a nueve veces que arreglan los desperfectos.

“Lastimosamente es muy cultural”, dijo.

El profesional detalló que el principal problema está en el uso de la palanca para descargar la cisterna.

“Tiene una palanca triangular que solo hay que levantar y apretar despacio para que se tire la cadena”, explicó.

Así también indicó que la “barra abatible” es de acero inoxidable ubicado alrededor del inodoro y sirve para que una persona en silla de ruedas, embarazadas, personas adultas mayores puedan atajarse y poder sentarse en el inodoro. Si una persona no la usa, solo puede alzarla, pero la mayoría se queja que “molesta”.

El dispensador de jabón sí que ya es historia, rompieron al querer quitar de su lugar. “La USF es de todos. Si alguien descompone perjudica a los demás usuarios. No es que nosotros clausuramos nomás”, finalizó.

Gentileza CDE Hot

Fuente: EXTRA

Compartir en: