A Mirian Arrúa le aplicó la vacuna el ministro de Salud.

Una enfermera fue la primera en recibir el pinchazo de la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus en el Hospital Nacional de Itauguá, exactamente a las 8:20.

Se trata de la licenciada Mirian Arrúa, que asumió como encargada del Bloque Modular desde el inicio de la pandemia.

Interrumpió sus vacaciones para ir a su lugar de trabajo porque hoy era el turno que le dieron tras registrarse en la página web del Ministerio de Salud, aunque no sabía que sería la número uno en la lista.

Sobre la hora envió un mensaje a su grupo familiar para avisar lo que ocurriría. “Me empezaron a llamar y no podía contestar”, mencionó la enfermera itaugüeña de 35 años, que lleva 13 trabajando en el Hospital Nacional.

“No hay que tener miedo de vacunarnos porque es lo que nos da seguridad de que vamos a poder seguir y vamos a cuidar a nuestros pacientes”, expresó.

Minutos antes de las 8:00, se acomodaba en el sillón en el que la iban a inmunizar, ante la atenta mirada de los funcionarios presentes y todo el murmullo en torno al inicio oficial de las vacunaciones al personal de blanco.

El propio ministro de Salud, Julio Mazzoleni, fue quien le aplicó la vacuna. “Son sentimientos encontrados”, dijo Arrúa después, mientras aguardaba los 30 minutos en observación en la sala. Contó que muchas cosas difíciles ya atravesaron en la institución por la pandemia: “Mucho lloré”, indicó.

Esta mañana también inician las vacunaciones en el Hospital Materno Infantil Santísima Trinidad (Asunción) y en el Hospital Respiratorio Integrado de Ciudad del Este.

El jueves llegaron las primeras 4.000 dosis de la vacuna rusa adquiridas por fuera del mecanismo COVAX y a la fecha hay 35.296 trabajadores de la salud registrados para recibir la inmunización, según los datos del portal “Vacunate COVID-19”. Fuente: EXTRA

Compartir en: