El Ministerio Público imputó a una mujer que habría dejado atado a su perro, sin agua y sin comida hasta dejarlo morir. El hecho ocurrió en el barrio San Paulí de la ciudad de Santa Rita, Alto Paraná.

Liz Carine Olmedo de Barboza, de 30 años fue imputada este jueves por el fiscal Orlando David Quintana por supuesta transgresión de la Ley 5892/17 de Protección y Bienestar Animal. El caso se viralizó en redes sociales, donde los usuarios quedaron indignados por el asesinato de la mascota.

Compartir en: