Honduras.- Un joven estudiante de ingeniería de nombre Larry Vargas Alvarado, asesinó a su mamá solo por no dejarlo jugar Free Fire, por tal motivo este enloqueció y la apuñaló 12 veces hasta verla morir. Los hechos ocurrieron en la colonia de Luisina en San Pedro Sula en Honduras.

Según los medios locales todo ocurrió cuando la madre no le permitió al joven jugar Free Fire quitándole el internet, éste en un ataque desesperado consultó a su madre por qué no tenían internet y la misma respondió porque ya era demasiada su adicción a dicho juego y fue ahí mismo que la atacó.

El joven fue detenido y le espera larga vida en la prisión y sin su amado Free Fire. Via POPULAR

Compartir en: