La víctima llegó y se dio cuenta que un extraño estaba hacia atrás, según la policía.

Un joven veterinario murió apuñalado en su propia casa, presumiblemente después de pillar a un ladrón.

Lorenzo Noguera, de 29 años, volvía de Quiindy a su casa en Capiatá ayer a la mediatarde. A eso de las 14:30 avisó por mensaje que ya llegaba, ya que en ese momento no estaban ni sus padres ni su hermana.

“Iba a ingresar por la parte delantera de su domicilio, pero escuchó unos ruidos y se fue a la parte trasera. Ahí presumimos que se encontró con el sujeto que estaba adentro y se resistió el muchacho”, dijo Gustavo Gómez, subjefe de la Comisaría 33 de Posta Ybyraró.

Fue el papá quien encontró a su hijo tendido en el suelo horas más tarde. Don Paulino Noguera salió de su trabajo como guardia en J. Augusto Saldívar a las 17:30 y cuando presenció la trágica escena llamó a los vecinos y al 911.

“Estamos con gente de Homicidios e Investigaciones viendo circuitos cerrados en la fecha, estamos buscando manifestaciones de vecinos” añadió esta mañana el uniformado en contacto con radio Monumental. Via: EXTRA

Compartir en: