Marian Abdala y Giselle Noemí Ferrer, las dos “valientes”  que quemaron la bandera,  pintarrajearon el Panteón y luego huyeron a la Argentina, fueron detenidas en el vecino país.

El embajador paraguayo en Argentina, Julio César Vera Cáceres, confirmó a Universo 970 que  las dos fueron detenidas este martes en Buenos Aires, luego del ataque perpetrado a la sede diplomática en la capital del vecino país.

Ambas eran requeridas por la justicia paraguaya por la presunta comisión de los hechos punibles de Daños a Bienes de Patrimonio Cultural, Perturbación de la Paz Pública y Violación de la Cuarentena Sanitaria. Sobre ambas pesa una captura internacional con fines de extradición.

Wilberto Sánchez, jefe de Interpol de Paraguay, señaló que ambas tienen estatus de “refugiadas” en la Argentina. Fuente: POPULAR

Compartir en: