Arnaldo Giuzzio ya baraja las nuevas medidas que implementará como «flamante» ministro del Interior. Reducir los controles con patrulleras y apostar más a la tecnología es una de las ideas que ya conversó con el comandante Francisco Resquín, con quien tiene un buen relacionamiento.

El modelo de intervención policial es el que viene fracasando, a criterio del nuevo ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, quien vía telefónica ya intercambió algunas ideas con el comandante Francisco Resquín, pero se reunirá con él recién en los próximos días cuando regrese a Asunción, a fin de coordinar las primeras tareas.

“Tenemos que recurrir a la intervención policial en la menor medida posible, las cámaras nos pueden permitir acceder a información de las chapas, los rostros, etc.”, explicó Giuzzio en entrevista con Telefuturo y consideró que se debería apostar por mayor tecnología y menos contacto de los funcionarios con la gente.

Opinó que con el liderazgo del comandante Resquín se podrían formar interesantes modelos y destacó que será de gran ayuda la buena relación que mantiene con él desde antes. Este era un punto de conflicto en la administración anterior, ya que según se manejaba, Euclides Acevedo no se llevaba muy bien con Resquín.

Sobre este punto, Giuzzio sostuvo que cuando cada uno cumple su rol y no se involucra en las funciones del otro, no se generan crispaciones.

“Siento una sobreexpectativa, una sobrecarga importante sobre mis hombros en relación a lo que se espera en este momento, es un problema de mucho tiempo”, concluyó el secretario de Estado.

  • Fuente: HOY
Compartir en: