Marly asegura que no le sacó comida a los niños. La exmodelo asegura que le embargaron toda su plata.

El escándalo de la merienda escolar del Guairá le explotó en la cara a Marly Figueredo, quien fue imputada por la Fiscalía por un presunto caso de lavado de dinero.

La cuerona salió a defenderse, asegurando que ella y su marido, Rodolfo Friedmann, son inocentes.

“Eso de la merienda me va por la tangente porque yo no tengo nada que ver y es algo inexistente, el que nada debe nada teme. Yo sé muy bien lo que hice y lo que hago, y no tengo nada que ver y jamás lo haría y tampoco Rodolfo tiene nada que ver”, expresó a radio 1000.

¿Son mentiras?

También negó robarle la leche a los niños para darse una vida llena de lujos como rumorearon algunos medios.

“Con el tema de la merienda yo pongo, no solo mi mano, mi cara pongo en el fuego. Jamás se robó ninguna merienda escolar, nunca se tocó nada, si era cierto estaría en la carpeta fiscal”, expresó.

El Ministerio Público sospecha que Marly sabía que su camionetaza fue supuestamente comprada con el dinero de la merienda escolar del Guairá, que presuntamente Rodolfo en su época de gobernador destinaba a su propia empresa.

Sus ahorros

Mencionó que la Fiscalía le congeló sus tres cuentas bancarias.

Explicó que ese dinero son sus ahorros personales, que esa plata la guardó antes de conocer a Friedmann.

“A mí me embargaron todo, tenía cuentas de ahorro, desde joven, ahorros de cuando era modelo, mi ahorro familiar, y el tema de mis hijos, en varios bancos. No sé el total de cuánto tengo porque siempre ahorré desde chiquita”, añadió. Fuente: EXTRA

Compartir en: