La continuación de los trabajos de montaje de la pasarela «de oro» por parte de la empresa adjudicada generó una larga cola de vehículos sobre la avenida Ñu Guasú. La obra es objeto de críticas por su costo y el diseño, entre otros hechos.

Compartir en: