El hombre estaba borracho, pero antes ya le había amenazado muchas veces con asfixiar a la niña.

E.M.A.S, de 38 años, llamó al 911 pidiendo auxilio por un caso de violencia doméstica en su contra y la de su pequeña bebé.

La señora indicó que su esposo le había arrebatado a su hija, quien tiene menos de un mes de nacida, y la amenazó con asfixiarla en una canchita ubicada detrás de la casa, en Luque.

Los uniformados llegaron al lugar y utilizaron la fuerza para apresar a C.E.R.F, de 22 años.

La madre explicó que su pareja llegó a la casa borracho por lo que una discusión subió de tono. Ella tenía a su bebé en brazos cuando él empezó a empujarla. En un momento dado, le quitó al bebé a la fuerza y corrió. Le dijo que prefería asfixiarla antes de entregársela.

Durante la intervención, los patrulleros tuvieron que hacer uso de la fuerza para poder detenerlo y sacarle a la beba para entregársela otra vez a la madre, posteriormente el sujeto fue trasladado hasta la Comisaría 46° Central para procedimiento de rigor.

El procedimiento fue comunicado a la fiscala Sandra Ledesma, de la Unidad N° 4. Fuente: EXTRA

Compartir en: