Bancó a los Romero por el ataque de los «argelados». Cuevas había conquistado a los argentinos haciéndose el canchero.

El ídolo de River Plate y gran conocedor del fútbol argentino, Nelson Cuevas, dio su parecer en el programa El que avisa no traiciona por Radio Monumental, sobre los hermanos Romero. Reconoció que hacia ashá no son muy buenos anfitriones con los extranjeros.

“Ijargel los kurepa, te van a discriminar. Lo que hizo ese tipo (Piatti) que salió a buchear todo, eso es fuera de códigos. Es el famoso pichado y pollerudo”, criticó respecto a las declaraciones del excompa de Óscar y Ángel.

Cuevitas calcula que a los mellizos no les perdonan que sean iguales o mejores que los peloteros argentinos. “Los kurepas no pueden aguantar que un paraguayo vaya y se le ponga a su nivel”, mencionó. Además, apuntó a la prensa por echar más leña al fuego tratando de quemarlos a toda costa.

“El problema es cuando les quieren hacer la mala fama, a parte los kurepi ipya’e upéape. Hasta periodistas entraron en eso, después ya se burlaban por la forma que hablamos”, comentó.

Dos opciones

Para el exjugador del Millonario existen dos maneras para no recibir bullying en el vecino país. Una es la que utilizó en su momento José Luis Chilavert. “Agarrá, le escupís en la cara, les cagás a trompadas. Ahí poco a poco te ganás el respeto de ellos”, dijo, aclarando que esa no es su forma de ser.

La otra, totalmente opuesta al estilo del Bulldog, fue la que hizo a Pipino uno de los compatriotas más queridos en Argentina. “Te vas tranquilito, con perfil bajo y eñembo lente hû”, aconsejó en la 1080 AM.

La guitarra

Cuevas contó que no le daban ni la hora cuando acababa de fichar por la Banda Roja y en vez de bajonearse o chocar contra sus compañeros se valió de su don musical para romper el hielo.

“Yo llego a River Plate, y Ramón Díaz me dice: ‘Paragua, tenés que dar unas palabras de bienvenida’. Se rieron de mí por mi tono paraguayo, no me dejaron hablar. En la concentración agarré mi guitarrita, les canté una canción y cambiaron todos de opinión. Y desde ahí, Saviola, Aimar, me decían ‘Pipino, vení conmigo’”, recordó.

Por último, el ex River se declaró fan del Team Romero aunque se vayan al archirrival. “Igual les voy a defender porque son muy amigos míos y si se van a Boca, bienvenido sea”, finalizó. Fuente: EXTRA

Compartir en: