Un concierto multitudinario, sin el respeto al distanciamiento físico, se realizó ayer en el anfiteatro de San Bernardino, según se comprueba en un video. El Ministerio de Salud Pública anunció que ya analiza la posibilidad de retroceder de fase en esta ciudad y que el organizador deberá pagar las consecuencias.

Cada fin de semana es una preocupación para Salud Pública y esta vez no fue la excepción en San Bernardino, donde se celebró un concierto con una grosera aglomeración, sin el mínimo respeto al distanciamiento entre personas.

“Estamos analizando fuertemente la posibilidad de retroceder de fases en San Bernardino, si bien hemos dado algún beneficio de la duda, lo que estamos viendo es totalmente lo contrario”, advirtió el viceministro, Julio Rolón en entrevista con Telefuturo.

Recordó que el Ministerio otorga permiso a los organizadores de eventos, pero bajo ciertas condiciones y no de esta manera. Adelantó que el responsable de este concierto “deberá pagar consecuencias”, alertó.

Por su parte, el Crio. Derlis Martínez, de la jurisdicción del Anfiteatro, argumentó que se trata de una actividad privada en donde los organizadores cuentan con su propia seguridad privada. Añadió que la Policía se enteró a través de las redes sociales.

Compartir en: