La exmodelo felicitó a Abdo Benítez, mientras la gente cuestionaba su nueva metida de pata. Mencionó que la gente nomás está sensible y que malinterpretaron las palabras del primer mandatario.

Sarambi se armó por la desafortunada respuesta del presidente Mario Abdo Benítez al ciudadano Joel Oviedo, quien le suplicó medicamentos para su hermano enfermo de COVID-19.

“Moopio che aikuaapáta”, dijo el Presidente, despertando la ira de la opinión pública que salió a trozarlo.

Más tarde, le otorgaron los medicamentos al señor e hicieron un gran alarde en las redes sociales.

La única mediática que salió a defender al primer mandatario fue Marly Figueredo, quien reposteó el video con la frase: “Bien ahí, presi”.

La cuerona desactivó los comentarios en Instagram, previendo las bajadas de caña.

Pero no se salvó de las críticas, el periodista Sebas Rodríguez tiroteó en su contra en TeleShow.

“No es Marly siendo Marly, acá claramente alguien le pide que publique para desviar la atención. Y si es así es horrible Marly y es nefasta para prestarse a desviar la atención de un tema tan delicado”, disparó.

“MAL ENTENDIDO”

En charla con Diario EXTRA la patrona de Rodolfo Friedmann dijo que cree que las críticas contra el Presidente son exageradas.

“Hubo un mal entendido. El país está sensible pasando un mal momento económico, inundación, sequía, epidemia, pandemia, incendios, creo que decir una palabra bastará para condenarte, es difícil decir si estuvo bien o mal porque fue totalmente tergiversado”, tiró.

El consejo

La exmodelo hizo caso omiso a las críticas y opinó que el Presidente no debería hablar más con los periodistas.

“Recuerdo que los guardias no permitían que ni se les acerquen. Ahora es más flexible y pasan estas cosas. Particularmente opino que cada Ministerio se ocupe de lo que le corresponde. Y cada región gestione su zona”, opinó.

La cuerona asegura que la prensa manipuló las palabras del presidente para dañar su imagen.

“En el caso de este pobre señor, que fue más viralizado cómo suplicaba su impotencia por el estado de salud justamente por el COVID que padece su hermano, hubo una confusión y se manipuló lo sucedido, tanto así que hubo un quebrantamiento social. Y hubo más enojo por la solución que se le dio”, comentó.

Figueredo cree que debe haber más transparencia en la administración de la Salud Pública para evitar “confusiones” que dañen la imagen del Presidente, que según ella realiza una buena gestión.

Marly salió a hacerle el aguante a Marito:

Fuente: EXTRA
Compartir en: