Un niño de 7 años y su madre fallecieron electrocutados en la tarde de este lunes en Obligado, en el Departamento de Itapúa, tras sufrir una descarga eléctrica de un cable de alta tensión.

Se trata del niño Cristhofer Antonio Gómez Benítez, de 7 años, y su madre Patricia Lorena Benítez, de 25 años. Ambos quedaron prendidos mortalmente a un alambre conectado a cables de alta tensión dañados por un temporal que se abatió sobre la zona en horas del mediodía de este lunes.

«Hasta el momento la causa exacta se desconoce. Ambos quedaron agarrados del alambre de la casa donde viven, posiblemente alta tención estiró el alambre», dijo el suboficial Ricardo Castillo, de la Comisaría 13ª de Obligado.

De acuerdo con los primeros datos, el menor estaba jugando y en un momento dado pidió auxilio, su abuela Juliana Benítez fue para ayudarlo, pero al tocar al menor fue arrojada por la descarga. En eso también la madre trató de ayudar a su hijo y terminó pegada al niño, falleciendo ambos en el lugar.

Aparentemente, la corriente eléctrica vino de la otra calle, donde se puede visualizar una conexión directa, donde uno de los conductores estaba pegado a un cerco perimetral (alambre de púas), que energizó toda la zona donde se encontraban las víctimas.

El fatal suceso se registró en el barrio Victoria, populoso sector urbano de este distrito. Fuente: Ultima Hora

Compartir en: