Trabajo realizó primer relevo de datos de caso San Pedro. Supuestamente «en horario de trabajo» no se pueden comunicar así.

Ni bien estalló el caso del intento de prohibición del idioma guaraní en la estancia Dos María – Luz Bella de Guayaibí (San Pedro), por parte de la estanciera brasileña Janice Neukamp, la Dirección Regional de Trabajo de Itapúa recibía también un caso parecido, en Naranjito.

“Vamos a investigar, en principio es un supuesto caso de discriminación. Según me indicaron, los patrones no quieren que se hable el guaraní en el horario de trabajo. Aunque no estamos logrando ubicar el sitio. Mañana (por hoy) voy a ir a Naranjito”, dijo a EXTRA la directora Cely Saavedra.

Fiscalizaciones

El Ministerio de Trabajo inició fiscalizaciones en diferentes empresas de la señora Neukamp. Una se encuentra en Bella Vista (Itapúa) que justo a Saavedra le tocó visitar. Se trata de Diagro S.A, del rubro agrícola, en donde realizó un relevamiento de datos con entrevistas confidenciales.

“Algunos se quejaron de que supuestamente no cobran horas extras en época de zafra y siempre ‘supuestamente’ tampoco respetan el feriado nacional, esos son algunos datos que recabamos”, explicó la funcionaria.

En Guayaibí, la estancia Dos María – Luz Bella estuvo el director regional Mario Bernal. El funcionario indicó que el primer informe arroja que solo tres de un total de ocho personas tenían IPS.

“En cuanto el idioma, algunos manifestaron que frente a la patrona o a sus hijas lo que no querían que se hable en guaraní porque no entendían. Ellos solo acataban”, dijo.

Multa va hasta G. 2.530.200 por empleado

Por su parte, la ministra de Trabajo, Carla Bacigalupo, explicó las sanciones previstas para las empresas que incumplan obligaciones que pueden ligar entre 10 (G. 843.400) a 30 jornales (G. 2.530.200) por cada trabajador y dependiendo de la gravedad.

“Hemos tenido otras denuncias por discriminación y violencia, pero primera vez por el uso del idioma”, explicó la secretaria de Estado, quien recordó que el uso de la lengua guaraní no puede ser un condicionante para el empleado.

“Se burlan

“Librada Maciel, del Sindicato de Trabajadoras Domésticas de Itapúa contó que muchas de sus compañeras han pasado por discriminaciones parecidas.

“Sobre todo en el Circuito (Comercial de Encarnación) hay muchos patrones árabes. A la mayoría se les prohíbe hablar en guaraní o se burlan si hablan. No es una cosa de ahora nomás, pero la mayoría se calla para no perder el puesto o les hace nomás caso para no tener problemas”, lamentó.

Maciel indicó que aparte de las burlas, hay otras de las injusticias que pasan las domésticas es que no le ponen IPS y “ni hablar del sueldo mínimo”.

6.803 despidos

Según los datos que maneja la Dirección de Trabajo, las principales denuncias tienen que ver con despidos injustificados. El año pasado hubo más de 6.800 quejas. En enero y febrero de este año la cifra llega a 998. Via: EXTRA

Compartir en: