Los héroes también andan en moto. Lo demostró un motoqueiro que transitaba por el puente Remanso, cuando vio que un joven trepaba la baranda con intención de lanzarse al río.

El motoca frenó su máquina y corrió con casco y todo y logró agarrar al prójimo y echarlo al suelo. Lo abrazó, lo tranquilizó y contuvo, hasta que otras personas llegaron para ayudar.

Las autoeliminaciones sumaron más de 400, el último año. La política policial de no visualización del drama no contuvo los números, al parecer pasa lo contraio. Se visualiza poco, y no se aborda la epidemia. ¿Cuál es el modo para enfrentarlo.?

Compartir en: