Solidaridad con hermanitos de 6 y 10 años de Guairá. Viral: la construcción fue hecha a puro pulmón por gente de la comunidad.

En medio de un bosquecito de la comunidad Itá Azul de Colonia Independencia (Guairá), vivían dos hermanitos en una choza, sin agua potable ni electricidad.

Rosalina, de 6 años, y Cristóbal de 10, quedaron al cuidado de su padre, Juan de Rosa Peralta (58), un agricultor que a pesar de las penurias priorizó la educación de sus hijos.

Llegaron donaciones de todas partes

Pero la suerte de la familia cambió a finales de noviembre del año pasado cuando su historia se hizo viral porque el profe Carlos Gamarra (37) pidió ayuda para cambiar la realidad de los peques. Gracias a eso le construyeron una hermosa casa que fue terminada el martes.

El docente contó a Diario EXTRA que en aquella oportunidad fue con un grupo de compañeros hasta el lugar para llevarle las tareas a los hermanitos, pero les causó mucha tristeza que ni siquiera tenían comodidades.

La idea era hacer otra casa de madera pero con la solidaridad de personas de distintas ciudades y hasta paraguayos residentes en otros países se logró juntar la plata para comprar materiales de construcción. Incluso lograron adquirir un terreno por G. 2.000.000 que ya está a nombre de don Juan.

“El 80% que ayudó en la construcción fue mano de obra voluntaria, la mayoría de los que ayudaron son docentes de la escuela de los niños y de escuelas vecinas”, resaltó.

Así también, contó que lo más emocionante de todo es que muchos se acercaron con sus palas y cucharas de albañil para poder colaborar en la obra. Los niños están muy felices por el hermoso gesto de una comunidad que se unió para que juntos vivan dignamente.

De todo un poco

Gracias a la solidaridad, los niños ya tienen heladera, tele, camas, víveres a full, ropa y bicicletas. La casa costó aproximadamente G. 75 millones, cuenta con piso y un baño moderno. Fuente: EXTRA

Compartir en: